[Cc-es] A propósito de la sentencia Birdland y la legitimación colectiva (art. 150)

David Maeztu davidmaeztu en gmail.com
Jue Mayo 10 13:16:54 EDT 2007


unaoveja dosovejas escribió:
> David Maeztu escribió:
>  
> "Logicamente los autores CC no tienen nada que rascar en este supuesto,
> excepto que a su condición de autor unan la de interprete y productor,
> como por ejemplo Lamundial.net."
>  
> Entiendo que él problema radica en que precisamente para el caso de
> "música libre", la gran mayoría serán autores, productores, y artistas. 
> El art. 114 TRLPI establece que "Se entiende por fonograma toda fijación
> exclusivamente sonora de la ejecución de una obra o de otros sonidos." y
> "Es productor de un fonograma la persona natural o jurídica bajo cuya
> iniciativa y responsabilidad se realiza por primera vez la mencionada
> fijación.".  El art. 18 nos sirve para interpretar "fijación".  El art.
> 115 no frece duda: "Se entiende por artista intérprete o ejecutante a la
> persona que represente, cante, lea, recite, interprete o ejecute en
> cualquier forma una obra.". 
>  
> Por lo tanto, aquellos autores copyleft, que utilicen un estudio casero,
> o bajo su "iniciativa y responsabilidad" realicen la grabación de
> fonogramas, así como sean los que interpretan la obra, y sobre todo no
> cedan ninguno de estos derechos, serán autores, artistas y
> productores.  La mera existencia del fonograma comporta necesariamente
> la existencia de estos derechos.  Y la comunicación pública de artistas
> y productores, no es un derecho exlusivo (excepto la puesta a
> disposición que sse define en el 20.2.i), en algunos casos), como si lo
> es en el caso de los autores. 

Correcto, hasta aquí creo que no te equivocas, ;)
>  
> Por todo ello, si estas mismas demandas sobre remuneración por
> comunicación pública en establecimientos abiertos al público las
> llevaran a cabo AGEDI/AIE, no podría sostenerse esta línea de defensa,
> ya que el uso de fonogramas para su comunicación pública genera una
> obligación de remunerar a los usuarios, que harán efectiva a las
> entidades de gestión, por imperativo legal.

Efectivamente, has encontrado la clave del problema, ¿o no? La gestión
es obligatoriamente colectiva, pero no irrenunciable.

El problema que planteas, muy interesante, supone que yo renuncio a
cobrar, en concepto de productor por ejemplo, lo que la ley obliga a
pagar a quien comunica la obra publicamente.

En teoría ese dinero iría para la entidad de gestión, preo creo que
debería devolverlo a quien comunica ya que el titular del derecho
renuncia a él.

Creo que no se debe olvidar la labor de mero intermediario de la entidad
de gestión en este caso y la posibilidad de renuncia al derecho y a la
cantidad económica.

Es decir yo puedo tener una deuda contigo pero si publicamente, mediante
un contrato/licencia o como lo queramos llamar, digo que no me debes
nada, eso te vincula a no reclamarme nada y ante una reclamación yo
podré oponer esa renuncia a los derechos económicos derivados de la
comunicación pública.

>  
> Creo que lo que subyace en la propia idea de la libertad, está en
> la plena disposición de los derechos.  En el decidir qué queremos hacer
> con nuestra obra, si difundiarla gratuitamente, o cobrar por los usos
> que decidamos.  Incluso las dos a la vez.  Pero si por ley existen unos
> derechos insalvables (conexos de productor y artista en el caso de
> fonogramas) que sólo pueden gestionarse por una entidad de gestión, sin
> disposición alguna, no hay libertad. 

Si también pueden no gestionarse, pero efectivamente no hay libertad
para que lo haga uno mismo.

>  
> La verdad, creo que la esencia del movimiento no es la gratuidad, esa es
> sólo una vía.  Es la autogestión.  Y dentro caben aquellos que
> comparten sólo con "atribución", como los que no permiten obras
> derivadas ni usos comerciales.  Fijáos en Magnatune, por ejemplo.  Pero
> no podemos autogestionar aquello de lo q no podemos disponer.
>  
> Creo que hay un cepo, no en el Libro I de la ley, sino en el II, porque
> un fonograma comporta el trío de derechos del que hablábamos antes. 
> ¿Por qué no tratar estos derechos como exclusivos igual?.  A los efectos
> de la comunicación pública de fonogramas, si entendemos que la razón del
> legislador es facilitar la difusión y el uso del "repertorio musical"
> por los usuarios, no tiene ningún efecto, porque si el autor no da
> autorización, no hay comunicación pública.  Y el autor puede no darla,
> porque puede disponer del derecho.  Pero la práctica demuestra que el
> método del derecho exclusivo no entorpece el uso para comunicación
> públic, y q (entendedme bien :P ) "funciona", ya que la SGAE se ocupa de
> dar las autorizaciones pertinentes, por mandato (o cesión?) de sus
> afiliados.  Entonces, ¿por qué esa diferencia?. 

Por que todos tienen que comer. A mi como no me convence el libro
segundo estoy de acuerdo.

>  
> Por favod decidme que me equivoco en todo :)

No, afortunadamente, no te equivocas en todo...
>  
> Gracias Javier por las referencias

Aunque seguro que alguien más puede decr si nos equivocamos o no.

Un saludo.
> 
>  
> 
> ------------------------------------------------------------------------
> Connect to the next generation of MSN Messenger  Get it now!
> <http://imagine-msn.com/messenger/launch80/default.aspx?locale=en-us&source=wlmailtagline>
> 
> 
> ------------------------------------------------------------------------
> 
> _______________________________________________
> Cc-es mailing list
> Cc-es en lists.ibiblio.org
> http://lists.ibiblio.org/mailman/listinfo/cc-es




Más información sobre la lista de distribución Cc-es